Un poderoso avivamiento inundó la Universidad de Asbury

Lo que comenzó como un típico servicio de capilla el 8 de febrero en el campus de la Universidad de Asbury en Wilmore, Kentucky, continuó por aproximadamente dos semanas de tiempo ininterrumpido de oración, testimonios, lectura de las Escrituras y alabanza y adoración a Jesucristo por parte de cientos de estudiantes universitarios, profesores, private, miembros de la comunidad y algunos visitantes.

El auditorio Hughes, con capacidad para casi 1500 personas, se convirtió en un torrente incesante de oraciones de confesión, arrepentimiento, intercesión y adoración. Lo que se describe como un brote espontáneo de avivamiento siguió a un mensaje dado en la capilla con base en Romanos 12 sobre la confesión, el arrepentimiento y el perdón.

«El dulce espíritu de adoración al Señor es lo que ha marcado la efusión del Espíritu Santo», dijo Jim Shores, profesor de la Universidad de Asbury, durante una entrevista en video retransmitida en directo por Intercessors For America (IFA), un ministerio nacional de oración.

Shores dijo que a las 8 p.m. del 13 de febrero, el Auditorio Hughes estaba lleno y otras dos capillas al otro lado de la calle en el campus del seminario de la escuela también estaban llenas de fieles. «Es alabanza y adoración, pero 24 horas al día, 7 días a la semana», dijo. «Estamos respondiendo a nuestro Creador. Y estamos respondiendo a su amor. Y eso es lo que se siente. Se siente como amor. La presencia de Dios es amor. Creo que gran parte de este derramamiento del Espíritu Santo se ha caracterizado porque la gente ha llegado a saber que Dios les ama. Y eso es lo que Dios es. Ese es el corazón de Dios».

>> Todos aquellos que ponen su confianza en Jesucristo en arrepentimiento pueden sentir el poder de su Espíritu obrando en sus vidas. ¿Has confiado en Jesús como tu Señor y Salvador? Determine seguirlo hoy.

Charity Johnson, estudiante de Asbury y miembro del equipo de alabanza de la capilla, dijo a la IFA que se saltó sus clases de la tarde del 8 de febrero para volver a la creciente reunión de estudiantes dentro de la capilla, donde permaneció desde las 2 p.m. hasta la medianoche. Dijo que había permanecido en la capilla hasta las 3 a.m. varias veces durante la última semana.

«Permitir a Dios tener su espacio y darle la bienvenida a su Espíritu, creo, es lo que ha dado a la gente la comodidad de venir al altar y no sentir que esto es algo rápido y nos vamos a clase», dijo. «Ha hecho que la gente vea que está bien sentarse en Su presencia y no ir corriendo a lo siguiente. Creo que el hecho de que la gente estuviera de acuerdo en dejarse guiar por el Espíritu fue lo que invitó a Dios a venir y actuar como lo hizo».

Tim Beougher, pastor de la Iglesia Bautista West Broadway y profesor del Seminario Teológico Bautista del Sur en Louisville, Kentucky, visitó el campus de la Universidad de Asbury el lunes por la tarde. «La presencia manifiesta de Dios llenó el Auditorio Hughes», escribió Beougher en Fb. «… Esta tarde hubo una enseñanza sobre morir al yo que fue seguida por un tiempo de oración guiada, pidiendo a Dios que nos ayude a hacer precisamente eso. El enfoque period claro: morir al yo y vivir para Cristo y para los demás. Creo que eso es bíblico».

Un brote de avivamiento en el campus de la Universidad de Asbury —una universidad cristiana privada con raíces en el movimiento wesleyano de santidad— no es algo sin precedentes. Los historiadores registran movimientos similares desde las décadas de 1930 y 1950, y más recientemente en 1970, cuando un servicio de capilla se extendió durante siete días y siete noches como catalizador de un avivamiento a nivel nacional que fue conocido como el Jesus Motion [Movimiento de Jesús].

Durante el avivamiento, llegaron al campus de Asbury estudiantes de otras universidades: la Universidad de Kentucky, la Universidad de Cumberlands, la Universidad Purdue, la Universidad Wesleyana de Indiana, la Universidad Cristiana de Ohio, la Universidad Transilvania, la Universidad Halfway, la Universidad Lee, el Georgetown School, la Universidad Nazarena de Mt. Vernon y muchas otras.

Invoice Elliff, director de OneCry! —organización que se outline a sí misma como un «llamado por un despertar espiritual a nivel nacional»—, condujo nueve horas desde su casa en el norte de Little Rock, Arkansas, para asistir a los servicios de avivamiento del 11 de febrero en el campus de Asbury. Elliff escribió sobre su experiencia en su weblog:

«Cuando se abrieron los micrófonos para los testimonios, había largas filas de personas agradecidas que contaron lo que Dios había hecho en las últimas 72 horas. La sanación, tanto emocional como espiritual y física, se ha producido de manera gloriosa. Cosas muy reales y profundas están ocurriendo rápidamente en cientos de vidas. En la primera hora, pasé de ser un espectador a ser un humilde participante. La unidad y la adoración son celestiales. No hay pretensión, orgullo o espectáculo. No hay manipulación. No quieres irte. Las Escrituras fueron leídas esta tarde durante mucho tiempo por varias personas, bañando a la congregación. Después de cada lectura de las Escrituras, la respuesta fue: «¡La Palabra de Dios, y nosotros la creemos!».

Beougher, quien escribió su tesis de seminario sobre el avivamiento de Asbury de 1970 y su impacto en el Seminario Teológico Bautista Southwestern, también formó parte del profesorado del Wheaton School cuando dicha escuela experimentó un avivamiento en 1995. Tras asistir a Asbury para presenciar este avivamiento, escribió en Fb:

«La presencia manifiesta de Dios llenó el auditorio Hughes. Experimenté esa misma sensación abrumadora de la presencia de Dios cada día y noche durante el avivamiento de Wheaton en 1995.

»Lo que todo creyente debería estar haciendo ahora mismo, independientemente de lo que piense sobre los primeros informes de Asbury, es orar. ¿Quién podría negar que necesitamos un avivamiento en nuestras iglesias y un despertar espiritual en nuestra tierra? Dios ha visitado esta nación con poderosos avivamientos antes. Nosotros estudiamos estos grandes movimientos de avivamiento en las clases de historia de la iglesia. ¿Es Asbury la chispa de otro despertar? No lo sé, pero estoy orando, ¡y tú también deberías hacerlo!».

Foto cortesía de la Universidad de Asbury.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en la revista Determination.

Similar Posts